Seleccionar página

Aclarados finalmente los misterios que se hallan detrás de las buckybolas interestelares

Aclarados finalmente los misterios que se hallan detrás de las buckybolas interestelares

Los científicos hace tiempo que se sienten desconcertados por la existencia en el espacio interestelar de las llamadas “buckybolas” (o buckminsterfullerenos), moléculas complejas de carbono con una estructura semejante a la de un balón de fútbol. Ahora, un equipo de investigadores de la universidad de Arizona ha propuesto un mecanismo para su formación, en un estudio publicado en la revista Astrophysical Journal Letters.

El carbono 60, o C60, cuyo nombre oficial es buckminsterfullereno, consiste en moléculas esféricas dotadas de 60 átomos de carbono organizados en anillos de 5 y 6 miembros. El nombre “buckybola” deriva de su parecido con el trabajo arquitectónico de Richard Buckminster Fuller, quien diseñó muchas estructuras en forma de cúpula que tienen un aspecto similar al C60. Se pensó que su formación era únicamente posible en el laboratorio, hasta que su detección en el espacio desafió esta suposición.

Durante décadas, se creía que el espacio interestelar estaba solo salpicado por moléculas ligeras: sobre todo átomos individuales, moléculas de dos átomos y en ocasiones moléculas de 9 y 10 átomos. Eso fue así hasta que hace unos pocos años se detectaron las moléculas C60 y C70.

Los investigadores se sorprendieron al comprobar que estaban compuestas de carbono puro. En el laboratorio, el C60 se crea a partir de fuentes de carbono puro, como el grafito. En el espacio, el C60 se detectó en las nebulosas planetarias, que son los escombros de estrellas moribundas. Este entorno contiene unas 10.000 moléculas de hidrógeno por cada molécula de carbono. Jacob Bernal, autor principal del trabajo, indica que la presencia de hidrógeno debería destruir la síntesis de los fullerenos. Por ejemplo, si tenemos una caja llena de pelotas, y por cada 10.000 pelotas de hidrógeno tuviéramos una de carbono, y no paráramos de zarandearla, ¿cuál es la probabilidad de conseguir que 60 átomos de carbono se unan entre sí? Parece muy improbable.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV