Seleccionar página

Contacto con gatos y riesgo de desarrollar psicosis

Contacto con gatos y riesgo de desarrollar psicosis

Un estudio ha examinado si la exposición de una persona joven al Toxoplasma gondii, un parásito transmitido por carne poco cocinada o por heces de gato que causa la enfermedad conocida como toxoplasmosis, puede ejercer efectos nocivos en su cerebro que aumenten su riesgo de desarrollar psicosis.

Mucha gente está expuesta al Toxoplasma gondii, pero en la mayoría de casos esto no reviste peligro. Sin embargo, aunque el contacto con el parásito no causa síntomas en la mayoría de las personas, puede resultar perjudicial para individuos con un sistema inmunitario muy deteriorado y para fetos cuyas madres reciben el parásito durante el embarazo.

Los resultados de una investigación anterior apuntaron a que la infección por Toxoplasma gondii es capaz, cuando alcanza al cerebro, de afectar directamente a la producción de dopamina, un mensajero químico crucial en el cerebro. Ese estudio también aportó pistas potenciales sobre la relación estadística observada entre la incidencia de casos de esquizofrenia y la de casos de infección por toxoplasmosis.

En otro estudio se llegó a la conclusión de que el Toxoplasma gondii puede estar causando cambios sutiles en el cerebro de algunas personas, promoviendo ello los intentos de suicidio en casos en los que el sujeto ya tiene otros factores de riesgo. Los autores de aquel estudio constataron que, en comparación con personas sin Toxoplasma gondii, las personas con el parásito obtenían puntuaciones significativamente más altas en una escala de riesgo de suicidio cuando se las sometía a un test psicológico para evaluar su propensión al suicidio.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV