Seleccionar página

El escándalo Odebrecht de nuevo en la palestra

El escándalo Odebrecht de nuevo en la palestra

Odebrecht, la empresa brasile­ña con tentáculos internaciona­les que a base de sobornos invo­lucró a presidentes, funcionarios y legisladores de al menos 12 países en el mundo, incluyendo a República Dominicana, man­tiene en vilo a la ciudadanía, que espera finalmente el castigo a la corrupción e impunidad.

El miércoles último, el presi­dente de la Cámara de Cuentas, Hugo Francisco Álvarez, infor­mó que estarían listos, antes de que finalice este mes, el infor­me y las resoluciones finales de la auditoría realizada a 11 obras ejecutadas por la constructora Odebrecht en el país.

Álvarez detalló que entre es­tas obras figuran la Autopista del Coral, la Autovía del Este, la Cir­cunvalación de Santiago, el Co­rredor Duarte, la Circunvalación de La Romana, la Carretera Ci­bao-Sur, entre otras.

El escándalo internacional to­có las puertas de la República Dominicana cuando en enero de 2017, la Procuraduría Gene­ral de la República, en ese mo­mento liderada por Jean Alain Rodríguez, allanó durante más de seis horas las instalaciones de la constructora en el sector La Es­perilla, de la capital, donde fue­ron incautadas más de veinte ca­jas con documentos.

El allanamiento se enmarcó dentro de las investigaciones so­bre los sobornos, valorados en US$788 millones, que Odebre­cht admitió haber pagado a paí­ses de la región, ante autorida­des judiciales de Estados Unidos y Brasil.

En el caso de República Domi­nicana, Odebrecht admitió ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos que dio US$92 millones. Además, también reco­noció que entre 2001 y 2014 los pagos le generaron beneficios de más de US$163 millones, según los documentos.

Por el caso fueron acusados en mayo de 2017, 14 empresa­rios y políticos de los gobiernos de Hipólito Mejía (2000-2004), del Partido Revolucionario Mo­derno (PRM), así como de Leo­nel Fernández (2004-2008 y 2008-2012) y del pasado man­datario, Danilo Medina, ambos del Partido de la Liberación Do­minicana (PLD).

Los acusados

Los imputados fueron, en principio, el empresario An­gel Rondon; el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa; el exministro de Indus­tria y Comercio, Temístocles Montás; el expresidente del Senado, Andrés Bautista; el exsenador de Santiago, Julio César Valentín; el exdiputado del PRD, Ruddy González; el exdirector de la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE), César Sánchez; el abo­gado notario, Conrado Pitta­luga y el exdirector técnico de la Empresa Hidroelectrica Do­minicana (Egehid), Bernardo Castellanos.

También el exadministrador de la Corporación Dominica­na de Empresas Eléctricas Esta­tales (CDEEE), Radhamés Se­gura; el exadministrador de la Egehid, Máximo D´Oleo; el ac­tual presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, y el exsenador por San Cristóbal, Tommy Galán.

Estos estaban acusados de los delitos de proscripción de la corrupción, lavado de activos, soborno en el comercio, asocia­ción de malhechores, coalición de funcionarios y prevaricación, falsedad en declaración de bie­nes, para los cuales el Código Penal contempla penas que van desde dos meses hasta 10 años de prisión.

Para conocer el caso en ins­trucción, el presidente de la Su­prema Corte de Justicia en ese entonces, Mariano Germán, designó el 27 de mayo al juez Francisco Ortega, quien des­pués de celebrar varias audien­cias, el 7 de junio del 2017 im­puso medida de coerción a 13, prisión preventiva para 7, arres­to domiciliario para 3, y garan­tía económica e impedimento de salida a tres. Más tarde, im­puso coerción al número 14.

El 8 de julio del 2017, la Se­gunda Sala Penal de la Supre­ma, actuando como corte de apelación, dispuso la libertad bajo fianza de 6, variando la prisión preventiva por garantía económica, impedimento de salida del país y presentación periódica. A otros, el cambio de la prisión la dispuso el juez de instrucción. La PEPCA, que diri­gía Laura Guerrero Pelletier, ha­bía solicitado 18 meses de pri­sión preventiva contra todos los imputados.

Posteriormente fue incluido en el expediente el actual mi­nistro de Interior y Policía, Je­sús Chu Vásquez; sin embargo, tanto él como Alfredo Pacheco, Máximo D’Oleo, Temístocles Montás, César Sánchez, Bernar­do Castellanos, Julio César Va­lentín y Ruddy González fueron excluidos por no encontrarse suficientes elementos de prue­ba en su contra.

En ese mismo mes, al decidir el Ministerio Público la apela­ción, la presidenta de la cáma­ra penal de la Suprema, Miriam Germán Brito (hoy procurado­ra), afirmó que hay evidencias de que el ministerio público tie­ne dificultades para probar la acusación y advirtió de que si no mejora no tendría éxito en un posible juicio de fondo.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

G R U M E D

G R U M E D

E G E H I D

 

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal