Seleccionar página

ExoMars TGO descubre un nuevo gas e indicios de pérdida de agua en Marte

ExoMars TGO descubre un nuevo gas e indicios de pérdida de agua en Marte

Uno de los principales retos de la exploración marciana es buscar gases atmosféricos asociados a actividad biológica y geológica, así como entender el pasado y el presente del agua en el Planeta Rojo para determinar si llegó a ser habitable en algún momento y si podría haber reservas de agua accesibles para la futura exploración humana. Dos nuevos hallazgos del equipo de ExoMars, en los que han participado investigadores del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) en España y que han sido publicados recientemente en Science Advances, desvelan una clase de química totalmente nueva y ofrecen nuevos datos sobre los cambios estacionales y las interacciones superficie-atmósfera como fuerzas propulsoras de estas observaciones.

“Esta la primera vez que descubrimos cloruro de hidrógeno en Marte. Se trata de la primera detección de un gas halógeno en la atmósfera marciana, lo que representa un nuevo ciclo químico que llegar a entender”, apunta Kevin Olsen, de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y uno de los científicos principales responsables del descubrimiento.

El gas de cloruro de hidrógeno, o HCl, comprende un átomo de hidrógeno y otro de cloro. Los especialistas en Marte siempre buscan gases basados en cloro o azufre porque son posibles indicadores de actividad volcánica. Pero la naturaleza de las observaciones de cloruro de hidrógeno —el hecho de que se detectara simultáneamente en ubicaciones muy alejadas y la ausencia de otros gases que podrían esperarse de la actividad volcánica— apuntaba a otro tipo de fuente. Es decir, el descubrimiento sugiere una interacción superficie-atmósfera totalmente nueva y propiciada por las polvorientas estaciones marcianas que hasta entonces no se había explorado.

Siguiendo un proceso muy similar al visto en la Tierra, las sales en forma de cloruro sódico —restos de la evaporación de océanos e incrustados en la superficie polvorienta de Marte— se elevan a la atmósfera arrastrados por los vientos. La luz solar calienta la atmósfera haciendo que asciendan el polvo y el vapor de agua liberado de los casquetes de hielo. El polvo salino reacciona con el agua de la atmósfera liberando cloro, que a su vez reacciona con las moléculas que contienen hidrógeno para crear cloruro de hidrógeno. Durante otras reacciones, el polvo rico en cloro o en ácido clorhídrico podría regresar a la superficie, tal vez en forma de percloratos, un tipo de sales compuestas por oxígeno y cloro.

“Hace falta vapor de agua para liberar cloro y hacen falta los subproductos del agua (hidrógeno) para formar cloruro de hidrógeno. Así que el agua es clave para esta reacción química”, señala Kevin. “También hemos observado una correlación con el polvo: vemos más cloruro de hidrógeno cuando aumenta la actividad del polvo, un proceso asociado al calentamiento estacional del hemisferio sur”.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV