Seleccionar página

La estructura ósea única de los dinosaurios fue la clave para soportar su peso

La estructura ósea única de los dinosaurios fue la clave para soportar su peso

Con un peso de hasta 3.600 kg, los hadrosaurios, o dinosaurios de pico de pato, estaban entre los dinosaurios más grandes que deambulaban por la Tierra. ¿Cómo es que los esqueletos de estos dinosaurios vegetarianos de cuatro patas y cuello muy largo soportaban una carga tan masiva?

Una nueva investigación recientemente publicada en la revista PLOS ONE ofrece una respuesta. Una colaboración entre paleontólogos, ingenieros mecánicos e ingenieros biomédicos reveló que la estructura ósea trabecular de los hadrosaurios y varios otros dinosaurios fue excepcionalmente capaz de soportar grandes pesos, y era diferente a la de los mamíferos y las aves.

«La estructura del hueso trabecular o esponjosa que se forma en el interior de los huesos que estudiamos es única dentro de los dinosaurios», dijo Tony Fiorillo, paleontólogo de la SMU y uno de los autores del estudio. El tejido óseo trabecular rodea los diminutos espacios o agujeros en el interior del hueso, dice Fiorillo, como lo que podríamos ver en un hueso de jamón o de bistec.

«A diferencia de los mamíferos y las aves, el hueso trabecular no aumenta de grosor a medida que aumenta el tamaño del cuerpo de los dinosaurios», dice. «En cambio, aumenta la densidad de la aparición de hueso esponjoso. Sin esta adaptación de ahorro de peso, la estructura esquelética necesaria para soportar los hadrosaurios sería tan pesada, que los dinosaurios habrían tenido grandes dificultades para moverse».

El equipo interdisciplinario de investigadores utilizó las teorías de fallo de ingeniería y el escalado de alometría, que describe cómo las características de una criatura viva cambian con el tamaño, para analizar las tomografías computarizadas del fémur distal y la tibia proximal de fósiles de dinosaurios.

El equipo, financiado por la Oficina de Programas Polares de la Fundación Nacional de Ciencias y la Sociedad Geográfica Nacional, es el primero en utilizar estas herramientas para comprender mejor la estructura ósea de las especies extinguidas y el primero en evaluar la relación entre la arquitectura ósea y el movimiento en los dinosaurios. Compararon sus hallazgos con escaneos de animales vivos, como el elefante asiático y mamíferos extintos como los mamuts.

«Comprender la mecánica de la arquitectura trabecular de los dinosaurios puede ayudarnos a entender mejor el diseño de otras estructuras ligeras y densas», dijo Trevor Aguirre, autor principal del artículo y reciente doctor en ingeniería mecánica de la Universidad Estatal de Colorado.

La idea del estudio comenzó hace diez años, cuando Seth Donahue, ahora ingeniero biomédico de la Universidad de Massachusetts y experto en estructura ósea animal, fue invitado a asistir a una conferencia académica en Alaska organizada por Fiorillo y otros colegas interesados en comprender la vida de los dinosaurios en el antiguo Ártico. Allí fue donde Fiorillo aprendió por primera vez el uso que Donahue hacía de las tomografías computarizadas y de las teorías de ingeniería para analizar la estructura ósea de los animales modernos. (Fuente: NCYT Amazings)

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

G R U M E D

G R U M E D

E G E H I D

 

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal