Seleccionar página

“La Soga” y “Cabrerita”, dos compañeros de andanzas que tuvieron el mismo final

“La Soga” y “Cabrerita”, dos compañeros de andanzas que tuvieron el mismo final

Con el asesinato a balazos ayer en horas de la mañana del conocido matón Fernando Santos, alias “La Soga”, Santiago sigue siendo una urbe donde los sicarios vinculados a los organismos armados del país encuentran su trágico final.

Con él suman tres connotados gatilleros que pierden la vida en similares circunstancias, después de arrastrar una larga vida de acusaciones de asesinatos, en unos casos con tinte de represión política y en otros mayormente de personas en conflictos con las leyes.

Los tres personeros pertenecientes a organismos policiales o de inteligencia del Estado son el famoso “Cabrerita”, Fernando Santos “La Soga”  y uno que ganó fama nacional a finales de los años 60 y principio de los 70, Carlos Everts Fournier.

Los tres amasan un amplio historial de crímenes contra civiles, que finalmente cayeron abatidos, en lo que se entiende que son ajustes de cuentas y posiblemente, para callar sus bocas, por las tantas cosas negativas que sabían de terceros.

Carlos Everts Fournier se hizo famoso hace décadas por sus acciones violentas y represivas, logrando llamar la atención por sus actos en la opinión pública nacional.

Se dijo que sus andanzas criminales venían desde los tiempos del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), organizado por Johnny Abbes Garcías para el tirano Rafael Trujillo Molina.

Después de mucho tiempo de salir del escenario público, reapareció en esta ciudad hace algunos años haciendo alarde de sus hazañas criminales, siendo abatido a tiros una mañana en la rotonda de la salida de Santiago hacia Navarrete.

Carlos Everts Fournier fue asesinado el 26 de septiembre del año 2003, luego de que dijera que un ex jefe de la Policía Nacional intentó pagarle una suma de dinero para que matara al entonces senador Darío Gómez, quien finalmente murió acribillado en el año 2001. 

Carlos Olivares, quien fuera abogado de Everstz Fournier, dijo que el asesinato de su entonces cliente se trató de un crimen de Estado.

Tiempo después, una noche, fue acribillado a balazos el sargento de la Policía conocido como Cabrerita, llamado Ramón Darío Cabrera, que tenía un prontuario muy parecido a “La Soga” y que en muchas ocasiones llegaron a actuar en conjunto.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

G R U M E D

G R U M E D

E G E H I D

 

Orientación Médica en la Radio

I N D O T E L

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal