Seleccionar página

Las lluvias provocaron la erupción del volcán Kīlauea en 2018

Las lluvias provocaron la erupción del volcán Kīlauea en 2018

En mayo de 2018 el volcán Kīlauea de la isla de Hawái entró en erupción, poniendo en marcha meses de intensa actividad. Durante el mes de agosto, la lava incandescente procedente de las fisuras alcanzó cientos de metros en el aire, y las nubes de ceniza alcanzaron hasta 10 kilómetros de altitud en la atmósfera. Enormes flujos de lava inundaron la tierra a lo largo de la costa sureste de la isla del Pacífico, destruyendo cientos de hogares.

Los volcanes entran en erupción cuando la roca fundida llamada magma sube a la superficie, y muchos factores, desde la forma del volcán hasta la composición del magma, influyen en el momento de las erupciones. En el caso del Kīlauea, un nuevo estudio financiado por la NASA, publicado en la revista Nature, apunta a otro factor que influyó en la erupción: las prolongadas, y a veces fuertes, lluvias en los meses previos al evento.

«Sabíamos que los cambios en el contenido de agua de la corteza terrestre poco profunda pueden desencadenar terremotos y deslizamientos de tierras, y ahora sabemos que también puede desencadenar erupciones», dijo Falk Amelung, profesor de geofísica de la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas y Atmosféricas de la Universidad de Miami y coautor del estudio. «Bajo la presión del magma, la roca húmeda se rompe más fácilmente que la seca dentro del volcán. Eso, a su vez, forja caminos para que el magma viaje a la superficie de la Tierra».

En primer lugar, para la erupción de 2018 del Kīlauea los investigadores descartaron una causa común: el aumento de la presión en la cámara de magma, que, cuando se hace lo suficientemente grande, es capaz de romper la roca circundante. Los científicos pueden inferir el aumento de la presión del magma observando la elevación de la roca circundante. «Esta presurización hace que el suelo se infle unas pocas decenas de centímetros», explicó Amelung. «Como no vimos ninguna elevación significativa en el año anterior a la erupción, empezamos a pensar en explicaciones alternativas, lo que nos llevó a investigar la precipitación».

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

G R U M E D

G R U M E D

E G E H I D

 

Orientación Médica en la Radio

I N D O T E L

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal