Seleccionar página

Leyendas urbanas de la música

Leyendas urbanas de la música

Hay historias curiosas, sorprendentes e increíbles que rodean a ciertas estrellas de la música, incluso disparatadas. Pero algunas de ellas no son verdad, aunque se sigan compartiendo.

Aunque se repitan una y otra vez, las mentiras no se convierten en verdad. Pero si son lo suficientemente interesantes, increíbles o morbosas pueden seguir compartiéndose como si lo fuesen y calando en el imaginario común.

Y el mundo de la música, en el que abundan las historias y tópicos relacionados con los excesos y la fama, es un caldo de cultivo perfecto para que las leyendas urbanas proliferen y sobrevivan.

BANDA KISS, TINTA ROJA Y UNA LENGUA DE RES. 

En los años setenta del siglo pasado la banda “Kiss” triunfaba, no solo por su música, sino por su estética. Se subían a los escenarios de medio mundo enfundados en cuero con aberturas y llamativas aplicaciones metálicas, plataformas y con la cara pintada de blanco y negro, cada uno con un motivo.

Otra de las señas de identidad de la banda era la lengua de Gene Simmons, el bajista. Una lengua larga y afilada en la punta que mostraba en conciertos, fotos y vídeos. Pues bien, desde hace años circula la leyenda de que la lengua de Simmons era de una vaca.

En aquellos años muchos daban por buena la versión del injerto quirúrgico. El mismo bajista ha desmentido esta estrafalaria teoría en diversas ocasiones.

Sin embargo, este no es el único mito que persigue al grupo Kiss. En 1977, según cuenta la BBC, la casa Marvel publicó un cómic en el que la banda era la protagonista, un Marvel Comics Super Special Kiss.

Kiss voló a Nueva York y mezcló su sangre con la tinta roja con la que se iban a imprimir los ejemplares. Y esta parte SÍ es cierta. Todo se hizo en presencia de un notario.

Lo que es falso es el hecho de que, por un error, la tinta había acabado en la publicación de la revista Sports Illustrated.

MAMA CASS Y UN SÁNDWICH.

Cass Elliot, también conocida como Mama Cass, integrante del grupo The Mamas and The Papas murió en 1974, a los 32 años de edad. En el momento de su muerte se extendió el rumor de que su fallecimiento se debió a un atragantamiento.  Concretamente, se dijo que la cantante murió asfixiada con un trozo de un bocadillo de jamón.

Esta información acabó en los medios por un malentendido antes de que se realizase la autopsia. Tras la prueba quedó certificado que la causa de la muerte había sido un infarto. 

Lo que si es cierto es que murió en el mismo lugar que el baterista de la banda británica The Who, Keith Moon, en 1978, era en la casa del también músico y compositor Harry Nilsson, en el barrio de Mayfair, en Londres.

LA DOBLE DE AVRIL LAVIGNE.

En 2012 un rumor comenzó a circular entre los fans de Avril Lavigne, la cantante canadiense que se hizo famosa con “Complicated” o “Sk8er boi” a comienzos de los 2000. Según esta teoría, la verdadera Lavigne se había suicidado en 2003 y había sido sustituida por una actriz que guardaba un gran parecido con ella.

Aunque parezca descabellado, el rumor se extendió como la pólvora y ella misma salió a desmentirlo en diversas ocasiones.

Algunos años más tarde, el blog del que salió el supuesto montaje reconoció que se había tratado de una especie de experimento para mostrar cómo de fácil es crear y cómo calan las teorías de la conspiración en internet, según un medio británico.

DEPECHE MODE Y LOS ATAÚDES.

La historia del 50% del dúo Depeche Mode y su costumbre de dormir en un ataúd navega entre la verdad y la leyenda urbana.

Por lo visto David Gahan tenía interés por los vampiros y, en determinado momento de su carrera, se dijo que su fascinación por estas criaturas era tal, que había decidido dormir en un ataúd.

Sin embargo, esto podría tratarse de un malentendido o una tergiversación de la realidad, ya que su cama no era un ataúd, pero lo que sí es cierto es que tenía la forma de féretro.

LAS COSTILLAS DE MARILYN MANSON.

Es innegable que provocación y Marilyn Manson van de la mano. Desde su nombre, que aúna el de la actriz Marilyn Monroe con el apellido de Charles Manson, líder de la secta culpable del asesinato de Sharon Tate y seis personas más en 1969, hasta su apariencia, la figura de Manson puede resultar inquietante.

En torno a la figura controvertida de Manson se han erigido a lo largo de los años leyendas y mitos de lo más variopinto, como que era el niño protagonista de “The wonder years”; o que se inyectaba heroína en el ojo; o que sacrificaba animales.

Uno de los más extendidos es que el cantante decidió pasar por el quirófano para quitarse dos costillas y poder practicarse felaciones a sí mismo. Durante años, se negó a comentar este hecho, pero hace no mucho, usando el sarcasmo, el artista dejó ver que no era cierto en absoluto.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV