Seleccionar página

¿Lipocalina-2 para adelgazar?

La lipocalina-2 es producida principalmente por células óseas y se encuentra de forma natural en humanos, ratones y otros animales. La lipocalina-2 actúa como una señal de saciedad después de ingerir suficiente alimento, llevando al individuo a dejar de comer. Unos estudios previos en ratones mostraron que la administración de lipocalina-2 a los animales reduce a largo plazo su ingesta de alimentos y evita el aumento excesivo de peso, sin provocar una ralentización de su metabolismo. Ahora, unos científicos han investigado si este efecto también puede producirse en humanos.

El estudio lo ha realizado el equipo de Peristera-Ioanna Petropoulou, investigadora del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia en la ciudad estadounidense de Nueva York, quien ahora está en el Centro Helmholtz de Diabetes, adscrito al Centro Helmholtz de Múnich en Alemania.

El equipo analizó primero los datos de cuatro investigaciones diferentes sobre sujetos de estudio en Estados Unidos y Europa que tenían un peso corporal normal, sobrepeso u obesidad. A las personas de cada estudio se les dio una comida después de un ayuno nocturno, y se estudió la cantidad de lipocalina-2 en su sangre antes y después de la comida. Los investigadores descubrieron que en los que tenían un peso normal, hubo un aumento en los niveles de lipocalina-2 después de la comida, lo que coincidió con la sensación de saciedad que sintieron después de comer. Sin embargo, ese incremento de la lipocalina-2 no se produjo en personas con sobrepeso u obesidad.

Después de verificar que la lipocalina-2 puede cruzar la barrera hematoencefálica y entrar en el cerebro, Petropoulou y sus colegas exploraron si el tratamiento con lipocalina-2 podría reducir la ingesta de alimentos y evitar el aumento de peso. Para ello, trataron a unos monos con lipocalina-2 durante una semana. Vieron una disminución del 28% en la ingesta de alimentos en comparación con la que había antes del tratamiento, y los monos también comieron un 21% menos que sus homólogos que no recibieron la lipocalina-2. Además, después de solo una semana de tratamiento, las mediciones del peso corporal, la grasa corporal y los niveles de grasa en la sangre mostraron una tendencia a la baja en los animales tratados.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV