Seleccionar página

Lleva el sabor de la yaroa a tu cocina

Lleva el sabor de la yaroa a tu cocina

La yaroa salió de las calles de Santiago, donde nació, para conquistar otros puntos de la geografía nacional y en poco tiempo logró convertirse en uno de los platos más demandados de la cocina callejera dominicana.

Esta suculenta combinación de carne y papas fritas (o plátano maduro), cubierta de queso y aderezada con mayonesa y kétchup (para los dominicanos “cachú”) le sacia el hambre a cualquiera.

Entre las variantes de mayor popularidad se destacan las de res y pollo, pero la yaroa se prepara también con pierna de cerdo. Por otro lado, resulta tan válido utilizar el plátano maduro frito como hecho puré, cuenta Altagracia Brito, quien prepara yaroas como parte de las especialidades de su emprendimiento de comida a domicilio Qué Bueno Tá.

En fin, para el gusto existen los colores (o en el caso de las yaroas, los sabores).

Sea cual fuere tu favorita, si posees talento para la cocina y te encuentras lejos del lugar donde hacen tus yaroas favoritas, tienes la libertad de elaborarlas en casa.

¿Qué debes tomar en cuenta? Varios detalles. Para la variante de papas fritas, ten pendiente que estas deben quedar bien crocantes, así que asegúrate de freírlas en aceite bien caliente. Brito recuerda que al final de la preparación la yaroa se lleva al microondas y esto haría que las papas pierdan parte de su consistencia.

Si lo tuyo es disfrutar de las yaroas de plátano maduro, Brito te da dos recomendaciones. La primera atañe a la yaroa de puré de plátano y es que no olvides añadir mantequilla y leche a la masa para darle una textura más agradable y un mejor sabor. En cuanto a la receta que incluye plátano frito, advierte que este no debe pasarse de maduro, de lo contrario absorberá mucho aceite y, además, se deshará con facilidad complicando el montaje y la degustación.

En lo que respecta a la carne, Brito indica que la yaroa de pollo se hace con pechuga sazonada, hervida y desmenuzada. Para la versión que incluye res, puedes sazonar la carne molida a tu gusto y guisarla.

El platillo se arma en capas: una primera capa de papas (o de plátano, si fuere el caso), luego mayonesa y kétchup (algunas personas, entre ellas Brito, gustan de añadir aderezo con sabor a queso fundido), una capa de carne y, de nuevo, mayonesa y kétchup. Al final se colocan finas lonjas de queso. La preparación se lleva al microondas entre 30 y 45 segundos para que el queso se derrita ligeramente.

Como parte de la lista de tentadoras ideas para variar, Altagracia Brito sugiere decorar con unas rodajas de pepperoni o esparcir un poco de tocineta frita troceadita. 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV