Seleccionar página

Lo más buscado ahora: apartamento-estudio

Lo más buscado ahora: apartamento-estudio

Era abril de 1994 y mis pa­dres, quienes eran dos jó­venes de 20 y 24 años, pla­neaban su boda. Semanas antes de convertirse en esposos, compraron un apartamento que tenía sa­la, comedor, balcón, coci­na y tres habitaciones. No estaba cerca de la ciudad de Santiago, pero sí de mi abuela materna.

Han pasado casi 26 años y la mentalidad de lo que querían y compraron mis padres ha dado un giro. Los jóvenes de ahora, los cuales no necesariamente adquie­ren un apartamento para casarse, sacrifican el metra­je para residir cerca de sus trabajos.

Por eso, ya sean solteros o recién casados, ellos son los que están dando auge a los proyectos de aparta­mentos que cuentan con una o dos habitaciones. Jorge Montalvo, presiden­te de la Asociación Domi­nicana de Constructores y Promotores de la Vivien­da (Acoprovi), lo confir­ma y expresa que esto se debe a que quienes están comprando este tipo de vi­viendas desean menos es­pacio y mejor ubicación, estar cerca de sus sitios de interés en el centro de la ciudad y de sus lugares de trabajo.

El representante de los que tienen a cargo la cons­trucción de estas vivien­das, y de su posterior pro­moción, agrega que cada vez más se están constru­yendo apartamentos más compactos también, aun­que no es lo que predomi­na, debido a los altos pre­cios de los solares en zonas céntricas como Evaristo Morales, Piantini y otras.

Sin embargo, Montalvo hace énfasis en otra prin­cipal razón: “Estos proyec­tos se prestan mucho para gente que compra como inversión, para fines de al­quiler porque es un pro­ducto que tiene buen re­torno”.

Al conversar con Listín Diario, Montalvo agrega que el apartamento de una habitación es el que bus­can para comprar los solte­ros que ya están trabajando tomando en cuenta que “la gente se está casando más tarde”.

“Aparte, esos jóvenes que ya están trabajando que tienen cierto poder adquisitivo pueden com­prar esos apartamentos que le sirven para vivirlos y después si se unen a otra persona pueden vivir ahí recién casados”, considera Montalvo.

Los constructores domi­nicanos están desarrollan­do viviendas de una y dos habitaciones con un espa­cio que va desde los 60 a 89 metros pensando en la familia “moderna”, esos jóvenes por el momen­to no desean tener más de un hijo y que comprar esos apartamentos como un trampolín para luego que puedan ahorrar más o que vayan a agrandar la familia, adquirir su casa con más metraje.

Para Montalvo, no só­lo en República Dominica­na se está viviendo este fe­nómeno, pues en los países desarrollados hay una im­portante cantidad de apar­tamentos de una y dos ha­bitaciones, como España y Francia, que tienen de 50 a 60 metros y porque su idea también es “estar con mejor ubicación sacrificando un poco de metraje”.

SEPA MÁS
Los recursos influyen

Más allá de la ubicación, también hay jóvenes que comienzan una vida jun­tos y, al querer tener su propia casa, compran un apartamento de una ha­bitación aunque sea en proyectos fuera del cen­tro de la ciudad.

Algunos residenciales que se desarrollan en Santo Domingo Oes­te, Este y Norte, y fuera del centro de Santiago, cuentan con apartamen­tos que tienen desde una hasta tres habitaciones.

El presidente de la Con­federación Dominicana de Pequeñas y Medianas Empresas de la Construc­ción (Copymecon), Eliseo Cristopher, argumenta que esto se debe a que los jó­venes se están ajustando a lo que pueden pagar, pero han reflexionado que aho­ra, en ocasiones, lo que se paga de alquiler puede uti­lizarse para pagar un prés­tamo hipotecario.

Eliseo concuerda con Montalvo con que quie­nes más comprar las vi­viendas de una y dos habitaciones son jóvenes que planifican tener un solo hijo por ahora.

“Hay también estudian­tes que viven solos”, ex­plica Eliseo, agregando que esos apartamentos son muy requeridos pa­ra invertir, ya sea alqui­lándolo o utilizándolos para alojamientos vaca­cionales como Airbnb.

Añade que los constructo­res se están adaptando a esos nichos de adquirien­tes, luego de realizar estu­dios de mercado.

La promoción de estas viviendas también se ha dinamizado
La forma de promocionar los apartamentos de una y dos habitaciones se ha transformado. Antes era común ver un letrero en la vivienda que estaba en venta, y aunque esta prác­tica no se ha olvidado, las redes sociales impulsaron cómo se presentan.

Como si fueran presen­tadores de televisión, los promotores inmobiliarios pasaron de salir en revis­tas del sector a enseñar los proyectos con cámaras profesionales, micrófonos y toda una producción.

Montalvo explica este au­ge basándose en las herra­mientas digitales y de ví­deos con las que cuentan ahora los promotores, ade­más de que se han impulsa­do los testimonios.

Gisselle Ventura es la due­ña de “Oferta Inmobiliaria RD” que cuenta con un per­fil en medios sociales con contenido variado y de va­lor sobre esta industria.

Ella y su equipo de traba­jo aprovechan espacios ar­quitectónicos para entre­vistar a los constructores de los proyectos y a quienes ya han comprado y les ha ido bien.

Gisselle relata que cada nueva producción es un gran reto, el cual empieza con seleccionar un proyec­to que cuente con venta­jas competitivas en la zona y junto al equipo hacer la magia para que los clientes lo puedan apreciar de una forma novedosa.

“Es una magia que no es fá­cil para personas como no­sotros que con solo pren­der la cámara arrancan los nervios”, explica Gisselle. Para Gisselle, el agente in­mobiliario ha tenido que cambiar radicalmente, en­focándose en el marketing digital con conocimientos en asesoría y finanzas.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV