Seleccionar página

Los paneles solares de corta duración pueden ser económicamente viables

Los paneles solares de corta duración pueden ser económicamente viables

Un nuevo estudio muestra que, contrariamente a la creencia generalizada en la industria de la energía solar, los nuevos tipos de células y paneles solares no tienen que durar necesariamente de 25 a 30 años para ser económicamente viables en el mercado actual.

Al contrario, unos paneles solares con una vida útil inicial de tan solo 10 años podrían tener sentido desde el punto de vista económico, incluso para instalaciones a escala de red eléctrica, lo que abriría así la puerta a nuevas y prometedoras tecnologías solares fotovoltaicas que se han considerado insuficientemente duraderas para su uso generalizado.

Todo ello se describe en un artículo publicado en la revista Joule, escrito por Joel Jean, del MIT y director general de la nueva empresa Swift Solar; Vladimir Bulović, profesor de ingeniería eléctrica e informática y director del MIT.nano; y Michael Woodhouse del Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL) de Colorado.

«Cuando hablas con la gente del campo fotovoltaico, dicen que cualquier panel solar nuevo tiene que durar 25 años», dice Jean. «Si alguien idea una nueva tecnología con una vida útil de 10 años, nadie va a mirarla. Eso se considera obvio en este campo, y es algo paralizante».

Jean añade que «es una barrera enorme, porque no se puede probar una vida de 25 años en un año o dos, o incluso 10». Esa presunción, dice, ha dejado a muchas nuevas tecnologías prometedoras atrapadas en el margen, ya que las tecnologías convencionales de silicio cristalino dominan abrumadoramente el mercado comercial de paneles solares. Pero, los investigadores descubrieron que no tiene por qué ser así.

«Tenemos que recordar que, en última instancia, lo que a la gente le importa no es el costo del panel, sino el costo nivelado de la electricidad«, dice. En otras palabras, es el costo real por kilovatio hora entregado durante la vida útil del sistema, incluyendo el costo de los paneles, los inversores, los bastidores, el cableado, el terreno, la mano de obra de instalación, los permisos, la interconexión de la red y otros componentes del sistema, junto con los costos de mantenimiento continuo.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

G R U M E D

G R U M E D

E G E H I D

 

Orientación Médica en la Radio

I N D O T E L

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal