Seleccionar página

Protección química y biológica en un solo tejido

Protección química y biológica en un solo tejido

Un nuevo y revolucionario tejido es eficaz protegiendo al usuario contra el coronavirus culpable de la COVID-19 e incluso contra sustancias químicas peligrosas, incluyendo armas químicas.

El logro es obra del equipo de Omar Farha, de la Universidad del Noroeste en Estados Unidos.

El nuevo y versátil tejido compuesto destaca por lo inusual que resulta que un material apto para vestimenta de protección de este nivel sea eficaz contra ambas clases de amenazas.

El nuevo material también es reutilizable. Mediante un tratamiento químico sencillo y barato puede volver a su estado original después de que el tejido haya sido expuesto a agentes químicos o biológicos peligrosos. El prometedor tejido podría utilizarse en máscaras faciales y otras prendas de protección.

El tejido compuesto consta de fibra y de un material del tipo conocido como armazón organometálico (MOF). Se basa en una versión anterior capaz de desactivar sustancias tóxicas nerviosas. Con algunas pequeñas manipulaciones, los investigadores pudieron incorporar también agentes antivirales y antibacterianos al material.

Los MOFs son como esponjas. Los rasgos nanométricos de su estructura hacen que estén llenos de agujeros que pueden capturar gases, vapores y otros agentes de un modo comparable a como una esponja captura el agua. En el nuevo tejido compuesto, las cavidades de los MOFs tienen catalizadores que pueden desactivar sustancias químicas tóxicas, virus y bacterias. El nanomaterial poroso puede incorporarse fácilmente en fibras textiles.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV