Seleccionar página

¿Qué es la calefacción solar? Claves y preguntas frecuentes

¿Qué es la calefacción solar? Claves y preguntas frecuentes

¿Calefacción tradicional? ¿O mejor con apoyo solar? Al momento de decidirnos por una instalación de calefacción y ACS (agua caliente sanitaria) para nuestros hogares, surgen siempre una serie preguntas que nos hacen dudar de si estamos tomando la mejor elección. Por eso, si estás pensando en instalar un sistema solar para poder dar un servicio de ACS y calefacción en tu vivienda, queremos ayudarte a resolver las 5 preguntas más frecuentes que normalmente surgen cuando estamos pensando en decidirnos por este tipo de energía solar.

Pero, antes que nada, ¿sabes qué es la calefacción solar? Es un tipo de sistema de energía que permite aprovechar los rayos del sol para convertirlos en energía eléctrica o térmica en los viviendas. Es decir, capturan la radiación solar y la convierten en calor, utilizando ese calor, por regla general, para calentar o bien agua destinada a agua caliente (mediante el termosifón), o destinada para calefacción o incluso para calentar aire.

Los sistemas solare térmicos aportan hasta un 55% de ahorro en el consumo de gas. Pero no sólo eso, sino que es un sistema sostenible y ecológico en lo que a calefacción se refiere. Partiendo de que el sector residencial consume, a nivel mundial, el 32% de la energía y emite 1/5 parte de las emisiones de CO2, decantarse por un sistema de energía solar para ACS y calefacción se plantea como una buena opción para nuestros hogares.

1. ¿Para poder tener una instalación solar térmica se necesita que esté el cielo despejado para poder generar calor?

No. El desarrollo de nuevas tecnologías en los paneles solares hace que actualmente existan en el mercado sistemas que son capaces de aprovechar la energía solar difusa. Es decir, que las placas pueden generar calor en días donde hayan nubes cerradas. Y además, generar alrededor de una cuarta parte de la potencia en comparación con si tuviéramos un día despejado.

2. ¿Cuanto tiempo necesita una instalación de placas solares para calentar un depósito de agua caliente?

En el caso de centrarnos en la producción de agua caliente sanitaria (ACS), en un día soleado el depósito necesita una media de tres o cuatros horas, si hablamos de valores de unos 40°C. Así y todo este tiempo puede bajar en función de las condiciones meteorológicas del día y de la propia temperatura inicial del agua caliente en el depósito de acumulación solar.

3. ¿Qué sistema de calefacción es mejor para una instalación por energía solar térmica?

A decir verdad podemos decir que existen 3 sistemas de calefacción que se adaptan bastante bien a la energía solar y son: el suelo radiante, los calentadores por convección y las bombas de calor.

El sistema de calefacción por suelo radiante se ajusta muy bien a la energía térmica, ya que sólo se trata de trasladar el calor desde tuberías por donde pasa el agua caliente y que se encuentran bajo el suelo. Además, este tipo de calefacción tiene la ventaja que trabaja con temperaturas que rondan los 40°C, por lo que permite ahorrar más energía si lo comparamos con otros sistemas.

En el caso de los calentadores por convección, aunque son dispositivos eléctricos, se adaptan muy bien a las placas solares. Es un aparato que se coloca en la pared en cualquier espacio y transmite calor mediante el aire.

Por otro lado están las bombas de calor, sistemas térmicos que toman la energía del entorno natural (agua, aire y/o tierra) de un espacio frío y lo transfieren a otro más caliente. Es una tecnología de alto rendimiento que te permite tener un gran ahorro de energía, ya que son capaces de proporcionar calefacción, refrigeración y ACS. Combinando las bombas de calor con energía solar se puede conseguir un sistema casi 100% renovable y mejorar cualquier solución de calefacción solar.

4. ¿Cuántas placas solares se necesitarían para poder obtener un buen servicio de agua caliente sanitaria? ¿Y de calefacción y ACS juntos?

La utilización más común de la energía solar es para la producción de ACS mediante el llamado termosifón. Por regla general, la temperatura se regula a un máximo de 45°C. El agua caliente se acumula en un acumulador estratificado que se encarga de regular la temperatura. De todas maneras, el número de paneles necesario para obtener ACS en nuestro hogar dependerá del tamaño de la vivienda y las condiciones de la misma.

Número de personas en la viviendaNúmero de paneles
1  a 3 personas1 panel
3 a 5 personas2 paneles
5  a 7 personas3 paneles
7 a 9 personas4 paneles

Hay que tener presente que estos son cálculos para un consumo más o menos moderado de ACS. Es decir, que no hemos tenido en cuenta otros dispositivos que demanden una gran cantidad de agua caliente sanitaria como pueden ser hidromasajes o bañeras.

En relación a poder obtener un servicio de calefacción y ACS, ello varía mucho en función de las necesidades y circunstancias de la vivienda. En todo caso vamos a poner un ejemplo. Para una vivienda que tenga una superficie de entre 150 m2 y 200 m2, serían necesarios entre 6 – 8 captadores para poder obtener alrededor del 100% de ACS y una cobertura de aproximadamente entre 15% y 35% de calefacción, si quisiéramos contar con una instalación de suelo radiante.

5. ¿Cómo se lleva a cabo el mantenimiento de los colectores para producir ACS y calefacción?

En un principio, el mantenimiento de los paneles solares no conlleva mucho trabajo, aunque sí es importante para poder asegurar una mayor vida útil del mismo. Su mantenimiento dependerá de diversos aspectos como, por ejemplo, la ubicación de las placas solares, así como de la propia climatología de donde se encuentre localizada e instalada.

Es indispensable que las placas solares se mantengan limpias, ya que sino pueden producir entre un 15% y un 30% menos de energía. Además, hay que hacer revisiones anuales del depósito de acumulación y controlar que las gomas aislantes estén en buen estado. Sin olvidar revisar los posibles daños que se puedan dar en la estructura, ya que al encontrarse los paneles solares a la intemperie corren riesgos de sufrir grietas, roturas, fugas o desperfectos que puedan producirse por condiciones climatológicas adversas.

Un correcto mantenimiento de los paneles solares permite tener un considerable ahorro a medio plazo. Ya que una gran parte de los costes de este sistema van dirigidos a la instalación, una vez que nos hemos decantado por un sistema solar para calefacción y ACS la inversión inicial se recupera en una media de entre 5 y 12 años dependiendo del tamaño de la instalación y de las necesidades que tengamos. Aunque si contamos con una vivienda de nueva construcción o recién rehabilitada la amortización es casi instantánea. Ya que el incremento que supone el pago para su instalación es más reducido.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

G R U M E D

G R U M E D

E G E H I D

 

Orientación Médica en la Radio

I N D O T E L

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal