Seleccionar página

Réquiem por la Sala de Tesis de la UASD

Réquiem por la Sala de Tesis de la UASD

Una ráfaga de aire caliente recibe a los usuarios en la Sala de Tesis de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), ubicada en la cuarta planta de la Biblioteca Pedro Mir. 

El aire acondicionado presenta problemas desde hace años, pero la racha sin servicio lleva ya meses seguidos.

De nada valen las quejas de los usuarios tanto de la UASD como de otras universidades, así como investigadores independientes, que se acercan con la esperanza de pasar un buen rato consultando las tesis de grado y posgrado que allí se conservan.

Estos llegan, solicitan los documentos y a los cinco minutos los devuelven y se retiran. Los que aguantan un poco más abandonan el lugar sudorosos, de mal humor y lamentando el mal servicio. 

El personal intenta motivarlos, pero nada pueden hacer cuando las quejas comienzan a subir de tono.

«Así no se puede investigar ni consultar nada. El calor es tan fuerte que es imposible pasar un buen rato leyendo; yo que pedí permiso en el trabajo para venir», se quejan los visitantes.

Ese es uno de los motivos por los que la sala recibe cada vez menos usuarios, y no precisamente la pandemia del coronavirus.

¿Por qué? Porque la de tesis es una de las pocas salas que siguen ofreciendo un servicio al cien por ciento a estudiantes, maestros e investigadores en la biblioteca. En una buena mañana, sin embargo, apenas reciben 20 usuarios. 
 

EN REPARACIÓN

El director de los Servicios Bibliográficos de la biblioteca, Modesto Encarnación, admite que hay varios espacios del edificio sin aire acondicionado, y que se debe a que hay que realizar un trabajo especializado que amerita reparar los ductos y adquirir un sistema (chiller) muy costoso.

«Pero se está trabajando en ello», le dijo a Listín Diario.

El mal estado de la biblioteca es notorio. Un aparente bien cuidado primer piso contrasta con el deterioro de la cuarta planta, donde techos, columnas y pisos muestran los estragos de las filtraciones y la falta de mantenimiento.

En días de lluvia, los estantes de la Sala de Tesis se cubren con láminas de plástico para proteger los textos del agua.

Además de la sala de tesis, en este piso funcionan una hemeroteca, la videoteca, la sala Museo Pedro Mir, salas de videoconferencias y la Colección Fondo Antiguo.

Pese al deterioro, Encarnación dice que la presente gestión ha dado respuesta a las problemáticas de la biblioteca, destacando la iluminación de todo el plantel y la construcción de un pozo de agua, “que no lo tenía”.
 

17 AÑOS. La biblioteca central de la UASD fue inaugurada el 3 de agosto del 2004. En su edificación, iniciada en 1997, se invirtieron RD$258.9 millones. Cubre un área de 33,159 metros cuadrados. 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV