Seleccionar página

Resuelto el misterio de la infección del virus de la hepatitis A

Resuelto el misterio de la infección del virus de la hepatitis A

La forma en que el virus de la hepatitis A (VHA) logra entrar en las células del hígado llamadas hepatocitos e iniciar la infección había sido un misterio durante cincuenta años, hasta ahora.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte diseñaron experimentos utilizando herramientas de edición genética para descubrir cómo unas moléculas llamadas gangliósidos sirven como guardianes de facto para permitir que el virus entre en las células del hígado.

La investigación, publicada en la revista Nature Microbiology, ha revelado que los gangliósidos son un elemento clave en el VHA y ha dado lugar a varias otras preguntas, como por ejemplo, cómo exactamente el ARN viral transita entre los diferentes compartimentos de las células del hígado humano para replicarse y causar la enfermedad.

«Descubrir que los gangliósidos son receptores esenciales para la infección por VHA añade un interesante giro argumental a la historia de la hepatitis A», dijo el autor principal Stanley Lemon, profesor de medicina y microbiología en la Escuela de Medicina de la UNC y miembro del Instituto de Salud Global y Enfermedades Infecciosas de la UNC. «Los gangliósidos son estructuralmente similares en todas las especies de mamíferos, a diferencia de las proteínas, lo que ayuda a explicar la transmisión entre especies de antiguos hepatovirus. Comprender qué ayuda a un virus a saltar de una especie animal a otra es increíblemente importante, como lo demuestra tan claramente la actual pandemia de Covid-19«.

El VHA fue descubierto hace casi 50 años, y aunque existe una vacuna, no hay tratamiento. El virus sigue infectando a más de 1,4 millones de personas en todo el mundo cada año, y en los últimos años ha estado causando un número cada vez mayor de casos de hepatitis, algunos de ellos mortales. Muchas personas experimentan síntomas muy leves o ningún síntoma, especialmente los niños. Los pacientes con síntomas, que pueden durar ocho semanas y a veces más, suelen experimentar náuseas, vómitos, diarrea, ictericia, fiebre y dolor abdominal. Después de la infección inicial, entre el 10 y el 15 por ciento de los individuos infectados experimentan una recurrencia de los síntomas durante los primeros seis meses. La insuficiencia hepática aguda es poco frecuente, pero es más común en las personas de edad avanzada.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Coronavirus

G R U M E D

G R U M E D

E G E H I D

 

Orientación Médica en la Radio

I N D O T E L

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal