Seleccionar página

Un mes para celebrar la familia

Un mes para celebrar la familia

Dice la Biblia, libro sagrado del cristianismo, que Jesús tuvo como padres terrenales a María, quien había “hallado el favor de Dios”, y José, descrito como un hombre justo. Hasta el Hijo de Dios, cuando se encarnó para salvar a la humanidad de sus pecados, lo hizo en el seno de una familia.

Y es justamente el humilde hogar de Nazaret el modelo de virtud en el que pone sus ojos la Pastoral Familia y Vida de la Arquidiócesis de Santo Domingo para celebrar Un Paso por mi Familia, iniciativa que con diversas actividades exalta el valor del núcleo más pequeño de la sociedad.

“Un paso por mi familia: con Jesús, María y José, afianzando nuestra fe” es el eslogan escogido para la programación que se realizará a lo largo de noviembre, declarado en el país como Mes de la Familia.

Bendición de juegos profesionales de béisbol, un concierto, un cinema familiar, un rosario virtual y un simposio precederán al cierre del programa que tendrá lugar el domingo 21 de noviembre con caminatas simultáneas en todas las parroquias de la arquidiócesis. En el simposio se abordarán temas como “La familia desde el magisterio del papa Francisco”, “La familia en la política” y “La familia camino a la santidad”.

Un Paso por mi Familia nació en el 2012 como una gran caminata en el malecón de Santo Domingo. Las medidas de distanciamiento adoptadas en el 2020 para evitar la propagación del coronavirus forzaron a introducir cambios: se amplió la programación, se realizaron actividades virtuales y en lugar de una caminata nacional se organizaron varias procesiones más pequeñas.

En opinión del padre Mario de la Cruz Campusano, vicario episcopal de Pastoral Familia y Vida, la caminata nacional tenía un impacto macro y sus resultados, en parte, se medían por las impresiones que generaba. No obstante, dice, con un mes de actividades el impacto es masivo y hay una mayor adhesión por parte de las parroquias.

“Contamos muchos más pasos en la forma semipresencial el año pasado que los de la gran caminata porque en cada parroquia se unió más gente”, comenta.

Miguelina Veras de Vargas, quien junto con su esposo Israel Vargas maneja lo relacionado con la comunicación de Un Paso por mi Familia, corrobora: “Nos dimos cuenta de que con una sola actividad en el mes entero no era suficiente, entonces creamos esa estrategia del mes completo de la familia dedicarlo a actividades de evangelización a través de diferentes medios”.

En tanto que Vargas recuerda que esta modalidad ofrece más seguridad sanitaria y brinda a las familias más alternativas para poder sumarse a la celebración. “Si no puedes asistir a un evento, puedes asistir a otro”.

Y añade: “Estas son actividades que están dirigidas a toda la familia dominicana no importa credo ni religión”.

Pero para dar un paso por su familia no tiene que limitarse a participar en alguna de las actividades programadas. Veras exhorta a unirse con pequeñas iniciativas como orar o sentarse a la mesa juntos, ir a la iglesia o apartar un día especial para la familia.

La nueva edición de Un Paso por mi Familia llega en el año que la Iglesia católica ha declarado como Año Familia Amoris Laetitia. En 2021 se cumple, además, un lustro de la exhortación apostólica Amoris laetitia (La alegría del amor), del papa Francisco.

Este año se conmemora también el 150 aniversario de la declaración de san José como Patrono de la Iglesia católica, que, a propósito, celebra un año dedicado a san José.

De la Cruz Campusano, Vargas y Veras consideran que la sociedad dominicana necesita un modelo de padre como José, que no solo funja como proveedor, sino que acompañe, participe y modele con el ejemplo la conducta de sus hijos.

¿La familia bajo amenaza?

De la Cruz Campusano considera que sí existe un plan “sistemático y orquestado” para destruir a la familia tradicional y muestra de ello, asegura, son “la ideología de género y el nuevo orden mundial”.

“La familia es una fuerza que puede contra regímenes y contra sistemas, entonces están por destruir a la familia para volverla a su criterio, como ellos quieren que sea y por eso ahí está lo de las políticas de población que va totalmente en contra de la familia, dígase, proliferación de anticonceptivos, aborto, matrimonio gay, involución de lo que ellos llaman superpoblación, para continuar su hegemonía en el mundo”, expresa el sacerdote.

Todo comenzó, a decir del religioso, con las sombrías predicciones que Thomas Robert Malthus vertió en su “Ensayo sobre el principio de población”, del 1798. El economista y clérigo anglicano estimaba que el aumento de la población superaba los recursos disponibles y que se debía frenar el aumento de la natalidad.

¿Qué alternativa propone la Iglesia católica? “La propuesta nuestra es la de siempre, es la promoción de los valores”, contesta De la Cruz Campusano.

La línea gráfica de Un Paso por mi Familia así lo refleja. Esta incluye los valores que Jesús enseñaba entre sus discípulos: amor, vida, humildad, paz, paciencia, esperanza, gratitud, perdón, entre otros.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV