Advierten pese a esfuerzos desafíos en sistemas de salud persisten

El fortalecimiento de la atención primaria, la transformación digital de salud pública, la eliminación las enfermedades infecciosa y disminuir las cargas por enfermedades no transmisibles son uno de los principales ejes en que se concentraron la Organización Mundial de la Salud (OPS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) durante el 2023.

Al pasar balance de los aspectos más destacados del año la OMS y OPS, también evidencian la necesidad de accionar ante el devastador impacto de crisis climática en la salud, atender la salud mental, así como erradicar las muertes por enfermedades prevenibles mediante vacunación.

Otro aspecto importante es garantizar la disponibilidad generalizada de las vacunas contra el VPH para todas las niñas del mundo y disminuir las muertes por accidentes de tránsito.

De igual forma, la reducción de las brechas de desigualdad, la reconstrucción de los sistemas de salud tras el COVID-19 y su preparación para próximas pandemias sigue siendo de prioridades sanitarias importantes.

En 2024 alcanzar el éxito en cada uno de estos aspectos y mejorar la salud de las personas en la región de las Américas y el mundo en 2024 depende en gran medida que los Estados miembros afiancen su compromiso, aumenten la inversión y ejecuten acciones concretas para lograr así sistemas de salud más fuertes y resilientes.