Seleccionar página

Aprovechar CDs dorados desechados para fabricar biosensores flexibles

Aprovechar CDs dorados desechados para fabricar biosensores flexibles

Los últimos avances en una peculiar línea de investigación y desarrollo ofrecen una segunda vida a algunos discos compactos desechados, como por ejemplo los que tienen algún sector dañado por una ralladura o los que tienen datos grabados que ya se han quedado obsoletos: convertirlos en biosensores flexibles, baratos y fáciles de fabricar.

Un equipo integrado, entre otros, por Matthew Brown y Ahyeon Koh, ambos de la Universidad de Binghamton (Universidad Estatal de Nueva York) en Estados Unidos, ha ideado y demostrado un método para separar la fina capa metálica de un CD dorado del sustrato de plástico rígido y usar la película metálica para conformar sensores capaces de monitorizar a través de la piel la actividad eléctrica en los corazones y músculos humanos, así como el pH y los niveles de lactato, glucosa y oxígeno.

Estos sensores pueden comunicarse con un smartphone a través de Bluetooth.

La fabricación se realiza en 20 o 30 minutos sin liberar productos químicos tóxicos ni necesitar equipos costosos, y cuesta alrededor de 1,50 dólares por dispositivo.

El siguiente paso en esta línea de investigación y desarrollo será explorar las posibilidades que ofrecen los CDs plateados para un reciclaje del mismo tipo que el aplicable a los dorados. Además, hay planes para agilizar el proceso de conversión de CD a sensor utilizando rayos láser en sustitución de un paso mecánico del proceso.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV