Seleccionar página

Bioinsecticidas bacterianos para una agricultura más sostenible

Bioinsecticidas bacterianos para una agricultura más sostenible

Desde hace algunas décadas se habla de la utilización “desmedida” en la agricultura moderna de productos agroquímicos a base de sustancias químicas no biodegradables que pueden causar efectos secundarios sobre organismos que no son el blanco de ataque, entre ellos, el ser humano. Ante esto, creció la preocupación sobre estos problemas y comenzó a pensarse en modelos de agricultura sostenible en términos de uso de insecticidas, con el objetivo de proteger la salud de las personas, los animales y otros organismos importantes para el mantenimiento de los ecosistemas.

En ese marco, un equipo de investigación de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) y el Centro de Investigaciones y Transferencia-CONICET de Villa María, en Argentina, busca desarrollar productos para el control biológico de plagas agrícolas mediante la utilización de bacterias que sean patógenas para los insectos culpables de tales plagas, de modo que sirvan como bioinsecticidas. De esta manera, el objetivo es promover prácticas agrícolas “más amigables con el medioambiente y la salud de las personas”. El proyecto es dirigido por Leopoldo Palma y destaca, entre otras de las ventajas de los bioinsecticidas, el hecho de que son biodegradables y específicos contra los insectos culpables de la plaga, por lo que no afectan a organismos que no son el blanco de ataque.

Según los fundamentos del proyecto, los principales beneficiarios de los resultados serán los productores agrícolas que “podrían verse beneficiados por la disponibilidad de nuevas herramientas para combatir las plagas en la agricultura”, ya que se reducirían las pérdidas producidas por estos y se favorecería la reducción de los niveles de productos agrotóxicos que se aplican en sus campos.

El equipo lleva a cabo el aislamiento de cepas Bacillus thuringiensis (Bt) de suelos argentinos en busca de cepas Bt autóctonas con actividad insecticida que puedan ser utilizadas para la formulación de nuevos bioinsecticidas o para incluir sus genes en nuevas plantas transgénicas resistentes a los insectos plaga. “Entre las bacterias más utilizadas, podemos mencionar a Bt, pilar del desarrollo de la tecnología de cultivos transgénicos que permiten producir las proteínas de sus cristales insecticidas, las cuales causan la mortalidad del insecto plaga cuando este se alimenta del vegetal”, explicó Palma a Argentina Investiga.

“En la Argentina –indicó- se compatibiliza la utilización de agroquímicos con el empleo de estos cultivos transgénicos Bt; sin embargo, la utilización reiterada de las mismas proteínas insecticidas durante varios años sin tomar recaudos hicieron que algunas especies de insectos plaga vayan adquiriendo resistencia”. De allí parten para realizar una “búsqueda continua de cepas Bt nóveles que posean potencial insecticida contra especies que no son controlables por la tecnología actual o que permitan superar estos problemas de resistencias”.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV