La aventura de Damian Lillard en los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo empezó este jueves de la mejor manera posible con una victoria ante los Philadelphia 76ers cimentada en una espléndida actuación del base, que se lució con 39 puntos y 8 rebotes (118-117).

Lillard dejó muestras evidentes de todo lo puede ofrecer en Milwaukee, especialmente en un segundo cuarto arrollador en el que explotó con 17 puntos y en una recta final en la que se echó el equipo a la espalda metiendo de forma consecutiva los 11 últimos puntos de su nuevo equipo.