Seleccionar página

El pecado al antígeno original

El pecado al antígeno original

Permítanme explicarles por qué algunas de estas dosis de refuerzo, o “boosters” como se les llama en inglés, no están a la par de lo que esperamos.

La nueva ola de contagios de Omicrón no proporciona realmente mucha inmunidad a los vacunados contra dicha variante, y de hecho provoca una respuesta de anticuerpos muy atenuada en general, porque la severidad es leve. No se trata de un efecto específico de Omicron, los seres humanos se reinfectan continuamente con muchos virus respiratorios leves, presumiblemente porque las infecciones leves sólo inducen un nivel de inmunidad leve.

Por ejemplo, si se vacuna a los monos contra la cepa de SARS-2 de tipo original, la que conocemos como “alfa” y luego se les inyecta un refuerzo de la cepa de SARS-2 de la variante tipo Omicron , desarrollan una respuesta de anticuerpos más eficaz a la variante Omicrón, que los monos que reciben refuerzos específicos a Omicron.

Este fenómeno se conoce como el “Pecado al Antigén Original”.

La observación de que el refuerzo con ARNm-1273 o ARNm- Omicrón, dio lugar a la expansión de una frecuencia igualmente alta de células B con reactividad cruzada, probablemente se deriva del principio del pecado antigénico original, también denominado “impronta antigénica”, por el que la memoria del sistema inmune anterior se recuerda mediante un encuentro antigénico relacionado.

Por lo tanto, la preocupación es si el refuerzo con una vacuna heteróloga que coincida con la variante circulante dominante tiene un valor añadido, o si la inmunidad de recuerdo de las células B de reacción cruzada obtenida por el refuerzo con la vacuna original es suficiente para reducir la infección y el nivel de gravedad de la enfermedad.

Si las vacunas específicas para la variante Omicrón sólo protegen contra la infección de Omicrón, las vacunas específicas contra este germen son inútiles en el mejor de los casos. En el peor, serán menos eficaces para provocar respuestas cruzadas a las antiguas vacunas.

De cara al futuro, si Omicrón, o una variante similar, sigue prevaleciendo durante algunos años, es posible que se justifique un cambio en el régimen de vacunación inicial, especialmente en poblaciones inmunológicamente ingenuas como los niños. Sin embargo, habría que establecer un cambio en el diseño de la vacuna COVID-19 para adaptarse a la variante dominante actual que no pondría en peligro las respuestas contra variantes que pueden ser antigénicamente distantes de Omicron pero a su vez, cercanas al prototipo.

Dicho de forma más sencilla: Vacunamos a miles de millones de personas, e imprimimos en sus sistemas inmunologicos la proteína de la cepa del SARS-2 de tipo original , que ahora está extinguida, y esperamos vacunar a miles de millones de personas más contra esta proteína obsoleta todavía, para que sus sistemas inmunitarios también se concentren en esta cepa obsoleta.

Por igual queremos vacunar a los niños contra el virus de tipo original en su totalidad, y asegurarnos de que sus sistemas inmunológicos se centren en esta proteína obsoleta de manera indefinida.

Deberíamos ser MUY cuidadosos de cometer errores similares en el futuro. Si vacunamos a los niños solo contra Omicrón, otras variantes podrían aprovecharse de sus sistemas inmunologicos, que es exactamente lo que está ocurriendo ahora con la población en lo que respecta a Omicrón.

Utilizar la proteína de la cepa del virus fue lo peor que se pudo hacer, ya que la cepa es lo que más cambia con el tiempo a medida que el virus va evolucionando, cosa que hace, independientemente de lo que haga o deje de hacer la raza humana para combatir esta pandemia.

Las cuatro vacunas de ARNm/ ADN codifican sólo la proteína de la cepa y, sin embargo, se preguntan por qué la eficacia disminuye rápidamente y cuanto más reforzado estás, más susceptible somos a infectarnos o reinfectarnos con el SARS-CoV-2.

A este nivel, sólo se puede concluir sin evidencia que esta estrategia de focalización solo se hizo sin querer queriendo, para no referirnos a su intencionalidad.

En resumen, este artículo propone el dilema de cómo deberían ser

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV