Seleccionar página

Espacios funcionales: la era de un diseño más incluyente para su casa

Espacios funcionales: la era de un diseño más incluyente para su casa

Con esta pandemia todo se ha redefinido de forma global, siendo el hogar la fuente primaria en donde sus integrantes sin moverse parten hacia la escuela, el trabajo y hacen de las plataformas virtuales sus aliadas para compras y entretenimiento.

Esta pandemia lo ha trastornado todo, dice el arquitecto Alberto Durán.

“Ahora mismo los arquitectos nos estamos replanteando los diseños, sacando espacio para esa oficina que es vital en una casa. Porque ha quedado demostrado que el teletrabajo llegó para quedarse y la vivienda hay que acomodarla a estos tiempos’’.

Sea en una nueva construcción o en una remodelación, hay que pensar en ese espacio para trabajar o para que los niños y jóvenes puedan recibir sus clases, en una área diseñada de acuerdo a sus necesidades.

Por ejemplo, antes el family room era lo que estaba en boga, ese espacio le suma mucho a una propiedad, pero ahora los proyectos de construcción le sacarán mucho más ventaja a la incorporación de una oficina en la casa, porque hay que ir acorde a las nuevas necesidades impuestas por esta pandemia.

Cómo hacerlo

“No es un espacio plano, vacío y soso, no, hay que hacer un diseño atractivo de una oficina con todo lo que requiera el plano, cuidando cada detalle para que se preste a cualquier tipo de trabajo o labor educativa”, dice Durán.

Hay que crear diseños atractivos que delimiten los espacios en el hogar, que no se parezcan a una habitación para dormir, que tenga sus propias características y satisfagan las necesidades del usuario. Para ello hay que saber jugar con lo grande o pequeño que sea el área de construcción y con la misma estructura de la casa o apartamento. Esto será un plus para la vivienda, recomienda el experto.

Qué pasa cuando la persona tiene una discapacidad

La pandemia por Covid-19 aceleró un proceso que estaba en marcha de reordenar los espacios para que sean más inclusivos, resilientes y sostenibles. Una población, aunque minoritaria, pero de igual forma afectada, son las personas que tienen una discapacidad. A ellos también hay que habilitarles el hogar para estudiar o convivir. Ahí entra la arquitectura inclusiva que anteriormente era conocida como sin barreras, según explica la diseñadora de interiores Yobanny Bakker.

Dice que a la hora de rediseñar se debe tomar en cuenta los aspectos ergonómicos para el funcionamiento de cada ambiente, mobiliario u aparato que interrelacionan con el discapacitado, ya que esta tiene como objetivo crear espacios de trabajo seguros, cómodos y productivos.

Informa que se incorpora las capacidades y limitaciones humanas en el diseño de un espacio de trabajo, incluido el tamaño del cuerpo, la fuerza, la habilidad, la velocidad, las capacidades sensoriales (visión, audición) e incluso las actitudes del individuo.

Para una mayor comprensión, explica que para la ejecución de la misma se deben llevar a cabo los siguientes factores:

Movilidad o circulación: comprendemos los elementos como, puertas, escalones, rampas. Tomando en cuenta que cada espacio requiere de una medida superior a la mínima de circulación, ya que por lo general el individuo se moviliza en sillas de ruedas.

Toda vivienda cuenta con una serie de espacios sectorizados los cuales deben ser tomados en cuenta a la hora de una remodelación inclusiva. Estos sectores son:

Social: sala, comedor, recibidor, cocina, terraza, baño de visitas.

Íntimo: dormitorios, baños, family room y sector servicio que incluye cocina, lavadero, cuarto de servicio, desahogo, etc.

Cada uno de estos ambientes debe ser manejado de modo distinto, pensando en la funcionalidad, ya que el ser humano interactúa con un movimiento diferente debido a su discapacidad. Es importante que cada área tenga recorridos seguros, dice Bakker.

Un hogar accesible

La mayoría de los hogares no están diseñados pensados en sillas de ruedas, andadores u otros dispositivos de asistencia para la movilidad; esto hace que sea significativamente más difícil para personas que tienen necesidades de accesibilidad estar cómodos en su casa. Es por lo que es recomendable hacer los ajustes necesarios de acuerdo con las necesidades para desenvolverse de forma segura y autónoma, explica Addis Ozuna, gerente de General Dominican Access y presidenta de la Sociedad de Arquitectos de la República Dominicana.

A diferencia de otros casos, un hogar accesible no debe hacerse pensando en todos, sino pensando en las necesidades específicas del usuario que tiene dificultades de accesibilidad.

Recomendaciones

– El ancho libre de paso de las puertas, la altura de las mesas, la distancia para maniobrar permitiendo la aproximación del usuario y los giros para silla de ruedas.

-Evitar los pasillos oscuros, puertas y espacios residuales.

-Buscar conectar los sectores compatibles, a fin de crear ambientes más amplios, de mayor control visual para dar protagonismo a la luz natural, como a las distintas zonas de la casa.

-Atendiendo minuciosamente el uso de textura y color con la finalidad de no recargar el espacio.

-Pueden emplearse plantas naturales ya que son de gran beneficio para mejorar la motricidad y autoestima de la persona discapacitada.

-Evitar los desniveles, empleando suelos firmes, estables y antideslizantes. La madera es una de las mejores opciones.

-Dentro de cada espacio debe haber una separación amplia y las zonas de circulación tienen que estar libre de muebles, evitando las alfombras y mobiliarios poco estables.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV