Seleccionar página

¿Existencia de formas de vida en las nubes de Venus?

¿Existencia de formas de vida en las nubes de Venus?

«Vida en Venus» fue trending topic el año pasado, cuando unos científicos informaron de la detección de fosfina en las nubes del planeta. En la Tierra, la fosfina es un gas que se produce principalmente a través de interacciones biológicas. El descubrimiento de fosfina en Venus plantea la posibilidad de vida. Sin embargo, desde entonces esa posibilidad ha sido ampliamente rechazada. Un nuevo estudio, a modo de contraataque en este candente debate de científicos contra científicos, aporta ahora nuevos argumentos a favor de la posible existencia de vida en las nubes de Venus.

Es difícil imaginar un mundo más inhóspito que nuestro vecino planetario más cercano. Con una atmósfera espesa de dióxido de carbono y una superficie tan caliente como para fundir el plomo, Venus es un páramo abrasador y asfixiante en el que la vida tal y como la conocemos no podría sobrevivir. Las nubes del planeta, aunque pueden llegar a tener temperaturas lo bastante bajas como para permitir la vida tal como la conocemos, son químicamente muy agresivas, ametrallando el ambiente con gotas de ácido sulfúrico tan cáusticas como para quemar la piel humana y abrir un agujero en la carne.

Sin embargo, un nuevo estudio, realizado por el equipo internacional de Sara Seager, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos, apoya la idea de que podría existir vida en las nubes de Venus. Los autores del estudio han identificado una vía química por la que formas de vida bien adaptadas a su entorno podrían neutralizar a su alrededor el ambiente ácido de Venus, creando espacios habitables y autosuficientes en las nubes.

En la atmósfera de Venus, la comunidad científica lleva mucho tiempo observando anomalías desconcertantes: firmas químicas difíciles de explicar, como pequeñas concentraciones de oxígeno y partículas no esféricas. Quizá lo más desconcertante sea la presencia de amoníaco, un gas cuya presencia fue vislumbrada en la década de 1970, ya que, según todos los indicios, no existe en Venus ningún proceso químico capaz de producirlo.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV