El cáncer colorrectal es el tercer tipo de cáncer más frecuente que se diagnostica, y puede presentarse sin ningún síntoma, siendo la edad el principal factor de riesgo.
Por esta razón se recomienda comenzar a realizarse la colonoscopia a los 45 años, en personas de riesgo promedio, que no tienen historial familiar de esta enfermedad y ninguna de las condiciones que predisponen el riesgo de padecerlo, así lo explica la gastroenteróloga Brenda Jiménez Cantisano.

El riesgo de tener cáncer colorrectal ha disminuido en las personas mayores de 50 años, mientras que la proporción en las personas más jóvenes ha ido aumentando. “Las personas que nacieron alrededor del año 1990 tienen un riesgo de cáncer de colon dos veces mayor y un riesgo de cáncer de recto cuatro veces más, que las que nacieron en el 1950”, declara la doctora de Cleveland Clinic Florida.