Seleccionar página

Las enanas marrones con la rotación más rápida conocida

Las enanas marrones con la rotación más rápida conocida

Las enanas marrones, a veces definidas como “estrellas fallidas”, tienen una masa demasiado pequeña para poder ser estrellas, pero demasiado grande para poder ser planetas propiamente dichos. Una investigación reciente ha detectado en tres de estos intrigantes cuerpos celestes un rasgo destacado: giran sobre sí mismos a una velocidad mayor que la de cualquier otro astro de este tipo, probablemente muy cerca de la máxima que puede soportar una enana marrón sin partirse en pedazos.

Utilizando datos recolectados por el telescopio espacial Spitzer de la NASA, el equipo de Megan Tannock, de la Universidad de Ontario Occidental en Canadá, hizo las nuevas mediciones de velocidad de rotación en estas enanas marrones. Los tres astros fueron descubiertos por el rastreo 2MASS (Two Micron All Sky Survey), llevado a cabo desde la superficie de la Tierra. El equipo de Tannock corroboró las mediciones de velocidad de rotación mediante observaciones con los telescopios terrestres Gemini Norte y Magallanes.

Tannock y sus colegas creen que estas tres enanas marrones de rotación ultraveloz pueden estar muy cerca del límite de velocidad de giro más allá del cual todas las enanas marrones se deshacen en jirones. Las tres enanas marrones tienen aproximadamente el mismo diámetro que Júpiter, pero son entre 40 y 70 veces más masivas. Cada una de ellas da una vuelta entera una vez por hora aproximadamente, mientras que las siguientes enanas marrones más rápidas conocidas dan una vuelta entera cada 1,4 horas y Júpiter lo hace una vez cada 10 horas. Teniendo en cuenta su tamaño, esto significa que la mayor de las tres enanas marrones gira a más de 100 kilómetros por segundo, o sea a unos 360.000 kilómetros por hora.

Las enanas marrones, al igual que las estrellas o los planetas, ya giran cuando se forman. A medida que se enfrían y se contraen, giran más rápido, como cuando una patinadora sobre hielo que está girando sobre sí misma con los brazos extendidos los repliega en su tronco. Los investigadores han medido las velocidades de rotación de unas 80 enanas marrones, y varían desde menos de dos horas hasta decenas de horas.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV