Desde 1987 no anotaban tantos puntos en un encuentro los Lakers, que este domingo superaron con un recital ofensivo al mejor ataque de la liga: unos Pacers que lideran la NBA en puntos por partido.

Además, los Warriors se complicaron aún más la vida perdiendo contra los Timberwolves y los Bucks firmaron un triunfo de prestigio sometiendo a los Thunder.