Seleccionar página

Movilidad urbana: qué hacer para tener un país más accesible

Movilidad urbana: qué hacer para tener un país más accesible

Ysabel Paulino es una joven que adquirió discapacidad después de adulta. Ella tenía una vida normal hasta los 18 años cuando fue diagnosticada con mielitis, una enfermedad que le provocó pérdida de movilidad en sus piernas.

“Fue una transición difícil, pero lo más duro fue adaptarme al entorno poco accesible porque en República Dominicana los apartamentos, las casas, ni ninguna edificación o espacios de recreación son accesibles para personas con una discapacidad, en mi caso físico motora”, dice.

Hace seis años su familia adquirió un apartamento y le solicitaron a la constructora que le hiciera una rampa para entrar al edificio sin riesgos.

Paulino informa que esto fue una odisea. Dos de sus hermanos que son arquitecto e ingeniero terminaron la remodelación y adecuación para que ella tuviera más movilidad, En su caso, aparte de la rampa, también el par a donde suele ir, no tenía un diseño pensado para personas con discapacidad.

Esta situación no le es indiferente al Laboratorio de Aceleración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (ECORED), que recientemente realizaron el concurso “Espacios de Futuro”, una iniciativa que busca soluciones sostenibles e inclusivas que transformen el país.

Se premiaron propuestas de reordenamiento urbano con un enfoque integral en movilidad urbana, espacios públicos recreativos y culturales, laborales, y de uso comercial. Uno de los trabajos premiado fue “Inventario de Accesibilidad en Espacios Públicos y Comerciales”, diseñado por Addis Ozuna.

Proyecto futuro

Para ella la ciudad es el lienzo donde transcurren todas las actividades humanas y esto le da una importancia mayor, por tal razón, tienen que ser accesibles y pensadas para todas las personas, incluyendo aquellas que tienen una discapacidad.

Explica que pensar en una ciudad accesible garantiza soluciones sostenibles para un futuro cercano.

Según la Organización Mundial de la Salud, para el 2050 el 15 por ciento de la población tendrá una discapacidad y el 20 será adulto mayor. La accesibilidad es un elemento inherente para la participación social de este colectivo que conforma la tercera parte de la población mundial.

Recomendaciones

La experta sugiere un plan para mejorar la accesibilidad de forma gradual en el entorno existente, tomando en cuenta cuáles son las prioridades de intervención, las actuaciones necesarias para adaptarlo, cuáles deben ser las etapas y destinar partidas presupuestarias para estos fines.

También se hace necesario un plan municipal de accesibilidad que evalúe los siguientes ámbitos:

– Espacios de uso público, como son calles, plazas, parques, etc.

– Edificios públicos, como equipamientos culturales, administrativos y docentes.

– Elementos de una cadena de transportes, desde las paradas y estaciones hasta el material móvil.

Ozuna plantea: “No se trata de que todo sea accesible con el poder de una varita mágica, sino de que existan itinerarios accesibles de acuerdo con las necesidades más urgentes de la población y de forma paulatina lograr mayor accesibilidad en los edificios de uso público y atención de personas”.

Dice que para muchas de las personas con discapacidad, la situación actual de encierro no se enmarca en el contexto de la pandemia, sino que en muchos casos es una forma permanente de vida, debido a los bajos niveles de accesibilidad de nuestras ciudades.

Ozuna, quien es experta en accesibilidad y presidenta de la Sociedad de Arquitectos Dominicanos, dice: «No existen estudios precisos sobre el déficit habitacional de las personas con discapacidad, no sólo en términos cuantitativos, sino cualitativos, por lo que vemos como en las políticas públicas no se incluye este aspecto».  

Un ejemplo de esta problemática social es que en la Ciudad Juan Bosch, a pesar de contar con un Centro de Desarrollo para personas con Discapacidad, no existen directrices orientadas para que un porcentaje de las viviendas construidas sean accesibles.

«Y siendo tantas unidades, se perdió una gran oportunidad de garantizar que parte de los primeros pisos pudiera contar con las características básicas de una vivienda para una persona con necesidades de accesibilidad como son un estacionamiento adaptado, acceso a nivel, puertas más amplias y baños adaptados», explica la arquitecta.

Nueva oportunidad

Informa que recientemente  el Presidente de la República presentó el  proyecto «Familia Feliz», en donde informó la inclusión de directrices para  garantizar un porcentaje de unidades para personas con discapacidad física.

Dijo que el 50 % de todos los primeros niveles será accesible y en casos de viviendas unifamiliares y tipo dúplex 5 unidades por cada 50. Donde también incluyen características de accesibilidad para la ubicación de los apartamentos, los recorridos, las puertas y los baños.

El gran reto está en fiscalizar y garantizar que los desarrolladores respeten y apliquen los criterios de accesibilidad correctamente para que esto sea una realidad. Que las personas con discapacidad en el país por primera vez puedan tener acceso a viviendas dignas y que mejoren sus condiciones de salud y calidad de vida.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

G R U M E D

G R U M E D

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV