La odontóloga Raquel Casco declaró que la cavidad bucal de una persona posee mayor cantidad de bacterias que el recto y la vagina. 

Sostuvo que a diferencia de en otras cavidades, la boca posee microbios que son capaces de penetrar el esmalte de los dientes, pese a que es considerada una de las estructuras más duras del cuerpo humano.