Agentes de la Dirección de Área de Crimen Organizado, de la Dirección Central de Investigación (DICRIM), de la Policía Nacional, en coordinación con representantes del Ministerio Público de Santiago de los Caballeros, realizaron 41 allanamientos e intervenciones de manera simultáneas en las comunidades de Navarrete y Esperanza, Valverde, donde asestaron un duro golpe a una estructura del crimen organizado que se dedica al microtráfico de drogas, sicariato, tráfico de armas de fuego y otros ilícitos.