Seleccionar página

‘Spider-Man: No Way Home’ es la madurez de Peter Parker, su ‘Endgame’

‘Spider-Man: No Way Home’ es la madurez de Peter Parker, su ‘Endgame’

El Peter Parker de Tom Holland es el tercer actor que vemos luciendo las mallas, pero paradójicamente también ha sido al que más hemos visto crecer en el personaje. Marvel Studios y Sony Pictures no han necesitado mostrarnos la picadura de la araña y la muerte del tío Ben una vez más para presentarnos un Peter neófito, sin experiencia, tremendamente vulnerable pero lleno de energía, juventud y buenas intenciones. Su camino comenzaba en ‘Spider-Man: Homecoming’ como un novato total, un niño que no sabía muy bien qué hacer con sus nuevos poderes. En sus posteriores apariciones por el UCM y en ‘Spider-Man: Lejos de casa’ ya le fuimos viendo un poco más en control de la situación, pero seguía siendo un adolescente al que, quizás, el trabajo le venía muy grande. Quiere ser un Vengador más, pero no quiere perderse la vida de un joven normal. En su anterior película creyó que lo podía tener todo… hasta que su mundo explotó en mil pedazos.

‘Spider-Man: No Way Home’
‘Spider-Man: No Way Home’ comienza donde lo dejó ‘Lejos de casa’: Mysterio (Jake Gyllenhaal) realiza un último truco incluso después de muerto y desvela a todo el mundo la verdadera identidad del Hombre Araña. J. Jonah Jameson (J.K. Simmons) se encarga de difundir la noticia y de lanzar una campaña de desacreditación y fake news. Peter y sus seres queridos se convierten en la noticia del siglo, dejándolos a todos expuestos. Cuando ya no puede más, el protagonista visita al Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) para pedirle ayuda. Él le ofrece un hechizo por el que todo el mundo olvidará que él es Spider-Man. Todos. El hechizo sale mal y resquebraja el tejido del espacio-tiempo, abriendo una rendija por la cual se cuelan una serie de villanos que le tienen muchas ganas al Hombre Araña. Pero pronto descubrirán que esa no es la araña a la que quieren aplastar.

Pocas películas han acumulado tantos rumores como esta, pero en esta review solo voy a tratar hasta lo que se ha podido ver en los materiales promocionales, sin entrar en rumores. Peter está a punto de terminar el instituto y se enfrenta a una nueva etapa, aunque otra etapa más satisfactoria había empezado ya desde que no tenía que mentir a ninguna de las personas de su vida sobre quién es. La felicidad le ha durado poco, y lo que no sabe es que esta entrega va a ser la prueba más dura a la que se va a enfrentar, mucho más que Thanos. Desatar el multiverso en Manhattan le va a obligar a lidiar no solo con la pregunta de quién es, como Peter y como Spider-Man, sino sobre todo con quién quiere ser ahora que ya no puede esconderse detrás de Tony Stark o de ningún otro superhéroe. El Doctor Strange de Cumberbatch no es, ni quiere ser, un mentor para Peter. Casi todo lo contrario. Strange sigue siendo un personaje egocéntrico y engreído, pero que llevará a Peter a darse cuenta de lo mucho que tiene todavía que aprender sin llevarlo de la mano ni sacarle del aprieto. Para el personaje de Cumberbatch ‘No Way Home’ es casi el prólogo de su próxima aventura y una herramienta para el delirio visual dentro de la película. El protagonista absoluto es Spider-Man.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación Médica en la Radio

Orientación Médica TV

Orientación Méd. Legal

Orientacion Medica TV